Let heaven exist

 Que el cielo exista, aunque nuestro lugar sea el infierno.

Jorge Luis Borges